Mamparas-ofertas.com

¿Cómo limpiar mamparas de baño para tenerlas impecables?

Las mamparas son uno de los elementos que más resaltan en un baño, ya sea por su diseño o porque se resisten a estar siempre limpias. Es una de las partes que dan más personalidad al estilo del baño, ya que existen multitud de modelos y además pueden estar fabricadas de plástico o cristal.

Si tienes dudas de cómo limpiar las mamparas o cómo limpiar una mampara con mucha cal, estás en el sitio idóneo.

En Mamparas Ofertas te contamos algunos trucos y consejos para que tu mampara luzca siempre reluciente.

Cómo limpiar mamparas de plástico

Las mamparas de baño de plástico son de las que menos duran limpias y brillantes. Si tu eres uno de los que tienen este tipo de mamparas en el baño, sabrás de lo que estamos hablando.

Esto es debido a que el plástico se ensucia de manera más rápida que el cristal. Por tanto, y para que este material no se estropee y cambie su color, debes ponerte manos a la obra.

Haz una mezcla con amoniaco, alcohol y agua y rocíalo sobre la superficie incidiendo en los carriles de la mampara, ya que es aquí donde se acumula más suciedad. Te recomendamos introducir la mezcla en un bote de spray para que te sea más fácil llegar a las zonas más complicadas como puede ocurrir cuando se tiene mamparas de ducha plegables.

No te olvides de utilizar guantes y mascarilla, de esta forma evitarás sufrir cualquier tipo de reacción.

Te recomendamos hacer esta limpieza una vez por semana.

Cómo limpiar mamparas de cristal

Todo el mundo suele limpiar este tipo de mamparas con los productos específicos que puedes encontrarte en la sección de limpieza de cualquier supermercado. Pero no todo el mundo sabe, que en casa tenemos uno de los mejores limpiadores y desinfectantes y ¡además es natural!. ¿No sabes cuál es? Pues ni más ni menos que el vinagre.

Limpiar la mampara con vinagre es la forma más adecuada, ya que no se deteriora ni mancha, algo que te puede ocurrir si empleas algunos productos que puedes encontrar en las tiendas.

Para crear la mezcla debes calentar el vinagre en un cazo y retirarlo antes de que empiece a hervir. Para poderlo rociar más fácilmente en la mampara te recomendamos introducirlo en un bote de spray. Pulveriza el vinagre por la mampara y déjalo actuar como mínimo 5 minutos. Después, coge un trapo húmedo y frota toda la superficie de cristal.

De esta forma verás que tanto las manchas de suciedad como las marcas de cal desaparecen. Si además quieres sacarle brillo, frota después con un paño seco para conseguir un resultado perfecto.

Cómo limpiar la cal de la mampara

Primero te aconsejamos usar la mezcla del vinagre que te hemos explicado en el bloque anterior, pero puede que estas manchas se sigan resistiendo y no desaparezcan completamente. De ser así, puedes mezclar vinagre con dos cucharadas de bicarbonato de sodio y aplicarlo sobre la superficie de la mampara. Te recomendamos dejar actuar la mezcla como mínimo 20 minutos y a continuación retirarlo con un trapo húmedo.

Si prefieres usar otro remedio porque con el vinagre no consigues los resultados esperados, puedes mezclar tres partes de vinagre con una de agua y añadirle dos cucharadas de bicarbonato y zumo de limón. Después, pulveriza la mezcla tanto en la ducha como en la mampara y espera como mínimo 10 minutos. A continuación, acláralo con agua caliente. Seca las superficies con un trapo seco y ¡y verás cómo reluce!.

Elige el mejor producto para limpiar la mampara de baño

También es importante saber que estas mezclas con vinagre que te hemos comentado, te pueden servir para limpiar otras zonas de tu baño, como puede ser la grifería o desatascar el lavabo de suciedad.

Gracias a la acidez del vinagre es capaz de eliminar la suciedad sin dañar la superficie donde se aplica, por lo que es un excelente remedio contra la cal. Recuerda que dependiendo de las incrustaciones de suciedad o cal que quieras eliminar, deberás rebajar en agua más o menos vinagre y que habrá ocasiones que igual necesitas realizar el proceso más de una vez para poder conseguir el resultado esperado.

Y con estos pequeños trucos, ya puedes mantener limpia tu mampara, no solo por estética, sino también por higiene, ya que puede perjudicar en tu salud.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.  OK Más información