Mamparas-ofertas.com

Baños adaptados para minusválidos

Ya sea en bares, restaurantes, centros municipales, hoteles o incluso hogares, cada vez son más las personas que optan por tener un baño adaptado para personas con discapacidad física. Es uno de los temas que más preocupa a la hora de afrontar la reforma de un negocio, o espacio con la necesidad de recibir a gente con este tipo de discapacidad. Por ello hoy queremos enseñarte todas las medidas y normativas necesarias que has de cumplir para tener un servicio realmente adaptado y 100% funcional.

No te pierdas este post y descubre todos los secretos de las adaptaciones en servicios para personas con discapacidad física.



Medidas obligada para baños adaptados

Si bien es cierto que en España hay poca regulación y normativa respecto a las adaptaciones de lavabos para personas con discapacidad física, existen algunos aspecto que tenemos que cumplir para ofrecer a estas personas la máxima independencia a la hora de utilizar nuestros servicios.

Respecto al tamaño en los lavabos, tenemos que tener en cuenta sobre todo la altura a la que se coloca, pero sobre todo el espacio que dejamos justo por debajo, ya que ha de ser suficiente para dejar paso a una silla de ruedas. Este, ha de ser de entre 70-75 cm de alto, mientras que el borde delantero ha de situarse a 80-85 cm del suelo. Respecto al espacio de acercamiento, el estándar se sitúa en 80 cm.

Para los inodoros, la altura ha de estar comprendida entre 43 y 47 cm, sobresalir unos 75 cm para poder acercar lo máximo posible la silla de ruedas y obligatoriamente colocar asideros laterales de ayuda a la sujeción del individuo, con una altura de 75 cm.

En algunos casos como viviendas, hoteles, vestuarios, etc tendremos que tener en cuenta también una serie de medidas para las duchas de movilidad reducida. Especialmente la altura del plato de ducha, el cual ha de estar totalmente a ras con el suelo, evitando cualquier tipo de borde o alzamiento por pequeño que sea, así como el asiento del interior, el cual ha de colocarse a una altura de entre 43 y 47 cm respecto del suelo. Siempre que sea posible, colocaremos nuevamente asideros laterales, nuevamente a 75cm del suelo.

En cuanto al tamaño del habitáculo en sí, en España no existe una regulación de cuanto debe de medir pero aconsejamos que siempre que sea posible, el tamaño este sea unas 3-4 veces mayor al del diámetro de la silla de ruedas, para poder maniobrar sin problemas tanto para desplazarse por el interior como para poder entrar y salir.


Accesorios para baños adaptados

Aunque en el mercado existen una gran variedad de accesorios que pueden servirnos de ayuda a la hora de adaptar un baño para personas con discapacidad física, son realmente pocos los que realmente serán 100% útiles.

Empezando por los grifos del lavabo, es importante que sea de tipo palanca. Esto permitirá que personas con poca movilidad en brazos y manos o incluso gente que requiere de una silla de ruedas, pueda abrir y cerrar el paso del agua sin problemas así como ajustar la temperatura de esta.

Otro elemento importante en un baño es el espejo. Más que pensar en algún tipo de espejo en concreto, lo que tendremos que tener en cuenta esta vez es la altura a la que lo coloquemos. Ha de ser útil tanto como para niños como para personas en silla de ruedas, por lo que lo mejor serán espejos colocados a ras con el lavabo o incluso espejos modulables.

En cuanto los inodoros, sumados a los ya mencionados asideros, hemos de asegurarnos de colocar un llamador de emergencia, esto es totalmente obligatorio. Además algo importante es comprobar que tanto el pulsador de la cisterna como el portarrollos de papel higiénico han de ser accesibles.

Para las duchas, más allá de asientos y asideros, consideramos importante, o una buena opción emplear rociadores de techo o fijos para la mayor libertad de movimiento.


Baños para discapacitados


Consejos para baños adaptados

Para poder poner el broche de oro a tu nuevo baño adaptado para minusválidos, vamos a darte una serie de trucos que seguramente han pasado desapercibidos y pueden suponer un gran cambio a la hora de ofrecer un nuevo baño totalmente funcional.

Siempre que sea posible emplea puertas correderas, tanto en la puerta de entrada del baño, mampara, e incluso en las puertas de los muebles. No solo permitirán un mejor acceso sino que pueden resultar mucho más seguras.

Todos los accesorios como toalleros, portarrollos, interruptores no han de colocarse por encima de los 120cm de altura.

Utilizar suelos antideslizantes tanto en el plato de ducha como en el baño en general puede suponer una gran diferencia de seguridad.

Por último recuerda evitar todo tipo de muebles bajos que limitan la movilidad, o puedan suponer un peligro,especialmente bajo el lavabo.


Ahora ya tienes todos los datos para poder adaptar tu baño para personas con movilidad reducida o discapacidad física. Si necesitas más información o contratar algún servicio no dudes en visitar nuestra web o contactar con nuestro equipo técnico.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado