Mamparas-ofertas.com

Tipos de mamparas de bañera

Hay una enorme variedad de mamparas para la ducha, mamparas de diferentes tamaños, diseños, paneles…

Una mampara de bañera evita mojar el suelo mientras tomas un relajante baño o te duchas cada día. Se trata de una solución mucho más higiénica y funcional que las cortinas.

Estas son las herramientas necesarias: un taladro eléctrico, martillo, cinta de carrocero, lápiz, pistola de silicona, nivel, destornilladores, y un metro.

Pasos a seguir para montar tu mampara de bañera:

  1. Lo primero de todo es comprobar las tuberías.
  2. Posicionar el perfil de la mampara, asegúrate de que está todo a nivel.
  3. Marca la posición de los agujeros de los tornillos.
  4. Taladra los agujeros.
  5. Posicionar el perfil con silicona.
  6. Fijar el perfil con tornillos.
  7. Introducir la mampara en el perfil.
  8. Fijar la mampara en la posición.
  9. Utiliza silicona para los bordes exteriores de la bañera. Respeta el tiempo de secado del fabricante, lo más común es dejar que la silicona seque durante 24 h para que el sellado sea óptimo.

Como último consejo, a la hora del montaje protege las partes del cristal apoyándolas en cartones, comprobar que cierra perfectamente por la parte de arriba y la de abajo. Utiliza una buena silicona anti-moho para evitar la aparición del mismo a futuro, así como para que resista el paso del tiempo y afronte la humedad.

¿Por Qué una mampara de bañera en vez de una cortina? Beneficios de las mamparas de bañera

En las bañeras, la mampara de baño ha sido algo bastante reciente, pero la funcionalidad de la pieza es igual tanto para la ducha como para la bañera. No solo se trata de un elemento de diseño sino que favorece ampliamente la seguridad y la higiene, así como la durabilidad y el aislamiento.

Cabe destacar como primera ventaja la comodidad que supone respecto a las clásicas cortinas. La mampara hace que no tengas que estar pendiente de la salida de agua y de mojar el suelo. La higiene es otra de las ventajas ya que las cortinas tienden a coger moho y se deterioran con facilidad. También supone un aislamiento no solo para el agua sino también de cara a los cambios de temperatura, manteniendo así un clima perfecto de cara al frío y convirtiéndose en la solución perfecta como aislante térmico.

Es también un elemento decorativo ya que hace el baño luzca más bonito y amplio. Otorga seguridad ya que se realizan con vidrio templado, un material resistente capaz de aguantar fuertes impactos, y en caso de rotura de la misma, se rompería en pequeños fragmentos con un mínimo alcance, lo que impide posibles cortes o heridas. Otro de los beneficios a destacar sería la facilidad que otorga tener una mampara para bañera de cara a su limpieza y mantenimiento. También es un elemento altamente adaptable a las necesidades y medidas de tu baño, la instalación de la misma es muy rápida y su precio es más que asequible y, sobre todo, rentable.

Es importante que bases tu elección en función de tus necesidades: si tienes niños , en casa, si vives solo, si es para una persona de movilidad reducida,.. Hay que tener en cuenta algo primordial, y es que el acceso a la bañera tiene que ser lo más cómoda y funcional posible.

Partes de una mampara de bañera que debes conocer

Vidrio: hay que tener en cuenta el cristal y el grosor del mismo.

Rodamientos: facilitan el deslizamiento de la mampara.

Perfiles: los acabados de la estructura.

Gomas: evitan las fugas de agua.

El Cristal de la mampara para bañera

Los cristales de la mampara de bañera pueden ser de cierre total o parcial. Las de cierre total abarcan el cierre completo mediante perfiles garantizando plenamente su estanqueidad. Los de cierre parcial, dejan un espacio abierto y amplio, es una solución ideal para un baño de una casa con niños por su mayor accesibilidad.

Tal y como hemos comentado, el cristal de las mamparas es altamente resistente y es un elemento de seguridad muy importante, viene delimitado por el grosor del mismo. De cara a las puertas correderas, el grosor perfecto es el de 6mm y para los paneles de 8mm o más. Algunos de estos cristales tienen un tratamiento anti-cal para que su mantenimiento sea más cómodo.

Se puede optar por dos modelos en cuanto al cristal se refiere: por un lado, están las que son totalmente transparentes, que dan una sensación de amplitud al espacio pero quitan intimidad; y por otro, están las serigrafiadas o translúcidas, que preservan la intimidad y su variedad de diseños es enorme.

Los perfiles de la mampara de bañera

Los perfiles son la parte de acabado ya sea una mampara corredera y plegable. Suelen ser en blanco, cromadas y acero mate. También hay perfiles de compensación para ajustar los acabados a paredes que no son rectas.

Los rodamientos de la mampara de bañera

Los rodamientos son la parte que hace desplazar la mampara con mayor facilidad por el riel. Es importante que los rodamientos sean de calidad, para que la mampara tenga más resistencia y durabilidad. Existen los rodamientos inferiores, que son característicos de todo tipo de mamparas y los superiores de las mamparas correderas y plegables. Se recomiendan los rodamientos dobles para que la apertura y cerradura de la mampara sea suave y silenciosa.

Las gomas de la mampara de bañera

Las gomas, también conocidas como vierteaguas, es el elemento que evitas las fugas entre el hueco entre el cristal y el borde de la bañera. También se suelen utilizar burletes. Se trata de juntas de silicona que sellan la mampara del baño, son adaptables, es decir, son válidas para cristales de 4mm o 6mm de ancho y destacan por su fácil instalación y proporcionan estanqueidad al espacio.

Tipos de mamparas de bañera que puedes encontrar en el mercado

Mamparas con puertas correderas: cubren solo un largo de la bañera porque se encuentran entre dos columnas o dos paredes. Utilizan la propia pared para crear estanqueidad. Otra de las opciones sería las mamparas que cubren toda la longitud de la pared.

Mamparas de bañera decoradas: tienen dibujos e impresiones, resultan algo más caras debido a ello pero le dan al baño un toque de diseño y elegancia.

Paneles de bañera: se trata de un cristal fijo con una guía. También las hay que constan de un cristal fijo con otro desplegable. Son también conocidas como biombos, no cubren toda la bañera.

Mamparas de bañera según el número de hojas que poseen, de 1 hoja, de 2 hojas o de 3 hojas

Las mamparas pueden ser de una sola hoja, de dos (una hoja con un segmento fijo) y las plegables de dos o tres hojas.

Las mamparas de tres puertas correderas corren hacia ambos lados y tienen una mayor accesibilidad. Estos tipos de mamparas llevan siempre perfiles interiores.

Las mamparas de 1 fijo + 2 puertas correderas, son ideales para espacios pequeños, pueden no tener perfiles o tener guías inferiores.

1 fijo + 1 puerta corredera, es la combinación perfecta si delante tenemos un mueble u otro obstáculo. Existen sin guías inferiores, lo que las hace más accesibles y más fáciles de limpiar.

Un frontal de ducha con un fijo más un puerta corredera, es un sistema muy habitual en caso de que no se pueda cerrar de pared a pared porque hay justo una ventana en ese espacio.

2 fijos en los lados + una puerta corredera central, es un diseño óptimo pero es muy específico de espacios muy grandes.

Mamparas para bañera según su posición: Mamparas de bañera correderas y mamparas de bañera fijas

Las mamparas correderas ocupan muy poco espacio ya que se cierran las hojas en paralelo, una detrás de otra. Resultan muy cómodas ya que el agua siempre cae hacia dentro, son muy resistentes y dan estabilidad además de disponer de una amplia gama de diseños en el mercado.

En caso de que el baño tenga un espacio muy reducido, una solución perfecta puede ser el optar por una hoja fija. Dan sensación de amplitud, son muy fáciles de limpiar ya que no poseen gomas ni rincones dificultosos.

Mamparas de bañera plegables y abatibles

Las mamparas de bañera plegables son ideales para espacios reducidos, ya que plegadas ofrecen un espacio amplio y otorgan un mejor acceso a personas mayores o con problemas de movilidad. Las mamparas abatibles pueden ser sin perfil tanto en la parte superior como en la inferior, así como muy fáciles y cómodas para limpiar.

Como inconveniente, cabe decir que las mamparas abatibles de bañera no son muy cómodas, al abrirlas y cerrarlas abarcan demasiado espacio si se dispone de un baño de tamaño reducido, siempre existe un pequeño riesgo de golpear alguna parte del baño con ellas al abrirlas si no se hace con cuidado. Por otro lado, es un diseño muy abierto y despejado ya que al no tener marco superior proveen al espacio de amplitud.


Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.  OK Más información